Decidir cuáll será nuestro futuro hogar es una de las decisiones con más importancia en nuestra vida, donde influye, tanto el aspecto económico como el emocional. Lo normal es que tengamos una idea clara de cómo queremos que sea nuestro hogar perfecto, pero en la práctica influyen muchos factores que hacen que resulte complicado encontrarlo en el mercado inmobiliario.
Si eres de lo que no se conforman con cualquier casa y sueñas con construir tu propio hogar, las dudas pueden ser infinitas y pueden llegar a desbordar tu planteamiento. Por dónde empezar, tramites legales, coste de las edificación etc..
En este artículo, vamos a ofrecerte algunos consejos y una pequeña guia para que puedas orientarte en los pasos que tienes que seguir. Datos, consejos prácticos e información para que tu barco llegue a buen puerto.

1. ¿Comprar o construir?

Es la primera decisión importante que tendrás que afrontar. Dada la situación inmobiliaria, cada vez, hay más personas que deicden construir su proia casa al margen de las promotoras tradicionales y privadas
Se estima que si quitamos de la ecuación a la empresa promotora, podemos ahorrar hasta un 20% del precio final de la casa. A parte de esta ventaja, podremos diseñar a medida la vivienda, teniendo en cuenta nuestras necesidades y gustos. También podremos proyectarla para que sea eficiente energéticamente hablando, algo que se amortizará con los años.

2. Reforma o ampliación de nuestro hogar actual.

Las familias crecen y con ellos las necesidades en las casas, igualmente surjen cambios cuendo los hijos se independizan. Estos y otros factores hacen que nos planteemos mudarnos. En estos casos también es una buena opción la renovación de nuestra vivienda
Las posiblidades son muchas dependiendo de nuestro presupuesto. Desde una pequeña reforma o lavado de cara que cambie el aspecto de la vivienda jugando con elementos de decoración, hasta una reforma más ambiciosa que modifique la distribución. Este último implica que haya que necesitar a un arquitecto o estudio de arquitectura especializado para no correr riesgos y minimizar los gastos. Por ende, habría que solicitar licencia de obra y un pequeño proyecto que describa los cambios a realizar.
Y finalmente, si tenemos espacio disponible, podemos ampliar nuestra vivienda. En este caso, también tenemos que contrartar a un arquitecto o estudio de arquitectura. que nos garantice la legalidad de esta frente a las normativas de la ciudad.

3. Comprar un terreno

Si el hecho de remodelar nuestro hogar no es suficiente para nuestras aspiraciones o si el caso en concreto es diferente, como, por ejemplo, la construccón de una casa en el campo y no tenemos un terreno o solar dónde poder construir, deberemos dar ese primer paso, el gasto más importante de nuestro objetivo final, junto con la ejecución de la obra. Un 50% aprox. del coste total. Evidentemente, dependiendo de la zona y ubicación geográfica.

Independientemente de nuestro gustos en cuanto a ubicación y la superficie, lo más conveniente es que sea suelo urbano consolidado, que sea apto legalmente para un uso inmediato de acuerdo con el Plan General de Ordenación Urbana de la localidad en concreto. Debe tener acceso por vías urbanas, al igual que electricidad, agua, saneamientos y telecominicaciones.
Es importante, antes de comprar, que compruebes si el terreno está libre de gastos de urbanización, embargos etc.. ¿Cómo saberlo? Solicitando una nota simple en el registro de la propiedad. Además verificarás con ello la tituralidad.

Debes tener en cuenta que existen unos gastos añadidos al ser una compraventa con escritura. Existen unos gastos de honorarios de la propiedad, notarios, impuestos de trasmisiones patrimoniales e impuestos de actos jurídicos.

4. Contratación de arquitecto y estudio previo.

Previo a la construcción, es importante y necesario un estudio topográfico del solar. Esto te dará una visión geométrica de la parcela y los elementos que existen en ella, como desniveles, rocas o árboles. Igualmente deberá hacer el estudio geotécnico para la adecuada cimentación.

Ha llegado el momento en el que necesitas un arquitecto o estudio de arquitectura para el diseño y empezar a programar la ejecución de la obra. Igualmente comenzarás la planificación de la casa, dónde los puntos importantes son tus necesidades y el presupuesto. Te recomiendo un arquitecto cercano en el trato y con experiencia en este tipo de trabajos.
Este arquitecto te guiará y aconsejará en todo el proceso, pero tú debes tener claro el tamaño, el estilo, materiales, acabados etc.. que quieres para tu hogar. El arquitecto te acompañará y aconsejará en todo el trabajo a realizar y te asesorará en temas como orientación solar, ventilación etc..

5. El proyecto, la redacción.

Cuando estén definidas y claras las características de la edificación, deberás solicitar la licencia de obras en al ayuntamiento, para ello, tendrás que adjuntar un proyecto que creará el arquitecto y que consta del proyecto básico en el que se inlcluye la memoria, los planos de la obra que se vaya a realizar, la adecuación a las normativas, el proyecto de ejecución, planos arquitectónicos y los materiales, sistemas construcctivos e instalaciones, mediciones etc..

6. Comienzo de la obra

Trás conseguir la licencia de obras por parte del ayuntamiento y lo que supone otro gasto, habrás que solicitar la acometida provisional de corriente eléctrica y suministro de agua, algo que necesitarás para comenzar la obra.
El encargado de dirigir a nivel técnico la obra es el arquitecto, estéticos, urbanísticos y técnicos, pero necesitarás un aparejador o arquitecto técnico para que lleve a cabo la ejecución, el cual será responsable de la obra en cuestiones de calidad y controlando que se cumplan las especificaciones del proyecto. Lo siguiente es buscar una buena empresa de construcciones, pedir varios presupuestos y estudiarlos con el arquitecto. Es importante tener claro si queremos un precio cerrado, llave en mano y fecha de finalización
Con estos consejos ya sabes por dónde empezar y podrás tomar decisiones en cuanto a tu reforma o nuevo hogar.